Reseña: Captive in the Dark - C.J. Roberts




  Caleb es un hombre con un singular interés por la venganza. Secuestrado cuando era niño y vendido como esclavo por un mafioso hambriento de poder, no ha pensado en nada excepto la venganza. Durante doce años se ha sumergido en el mundo de los esclavos de placer buscando al hombre que él considera responsable en última instancia. Finalmente, el arquitecto de su sufrimiento ha surgido con una nueva identidad, pero no con una nueva naturaleza. Si Caleb consigue acercarse lo suficientemente para atacar, debe convertirse en la misma cosa que aborrece y secuestrar a una hermosa chica para entrenarla para ser todo lo que él fue una vez. Olivia Ruiz de dieciocho años acaba de despertar en un lugar extraño. 

  Atadam con los ojos vendados y solo una tranquila voz masculina para darle la bienvenida. Su nombre es Caleb, aunque él exige ser llamado Maestro. Olivia es joven, hermosa, ingenua y testaruda a más no poder. Tiene una oscura sensualidad que no puede ser escondida o negada, aunque ella intenta conseguir ambas cosas. A pesar de que tiene miedo del fuerte, sádico y arrogante hombre que la tiene prisionera, lo que mantiene a Olivia despierta en la oscuridad es su indeseada atracción por él.


ADVERTENCIA: Este libro contiene situaciones muy perturbadoras, consentimiento dudoso, lenguaje fuerte y violencia gráfica.



  Suspiro. Fue lo único que me quedo después de haber leído esta novela. Hubo una vez, recuerdo, que me pregunté que sucedería con las personas que se enamoran de sus secuestradores (ya saben, el síndrome de estocolmo), pero no fue hasta que vi este libro que más o menos lo llegue a entender. -Y digo más o menos porque no creo que la autora haya tenido las mismas sensaciones-. Al contrario, creo que más que tratar con una protagonista con problemas mentales, sólo se trato de ... amor.




   Creo que la sinopsis habla bastante de la historia, así que en lugar de contarles de qué va, pasemos directamente a lo que pensé de ella: Creo que en cuanto a la historia, todo el trayecto me sentí con miedo. La mayor parte de ella, sucede en la habitación donde se encuentra secuestrada nuestra protagonista, así que de cierta manera entre lo que iba a ocurrir y lo que ella pensaba, me sentía bastante claustrofobica. En ningún momento me estresé ni nada parecido, pero las sensaciones de estar atrapada eran imposibles de ignorar.
Caleb es un hombre con el cual tarde en comprender, de hecho, aún no lo termino de hacer. El tiene un pasado, de eso estoy segura y quiere venganza, pero aún así no deja de ser una persona, de desear algo más. Es entonces cuando la situación de tener a una chica ''su gatita'', con él, lo hace... cambiar.



   Aquí no hay ni príncipes  ni dragones, ni damiselas en peligros. Esta historia es un tanto cruel en cierto sentido, no al extremo de erizar la piel, pero si la suficiente como para querer tratar de saber que sucederá al final. Lo que en verdad me gusto de la historia es que en ningún momento hubo una línea tipo : -Entonces me di cuenta de que ya no le tenía miedo. Sin pensarlo, me había enamorado de Caleb.

¡BAH! ¡Aquí señores, no hay amor! Caleb no conoce el amor. Y eso fue lo que me gusto. En ningún momento la historia dejo de parecerme peligrosa. Caleb me daba miedo, pero a la vez sentía lo mismo que Olivia. Ella por igual, jamás menciono el amor como tal, pero se sentía protegida en algunos momentos a su lado. Poco a poco... muuuuuy lentamente, pero sin dejar de aburrir o empalagarse demasiado, los dos protagonistas cayeron en el amor sin siquiera darse cuenta.

  En pocas palabras es, sin duda, una muy buena historia. Tiene de todo y a la medida necesaria. Un amor realmente duro y lleno de dolor -literalmente (¡ÉL LA LLEGA A GOLPEAR!)- , pero tan así como suena, puede llegar a ser una muy buena historia para disfrutarse en una tarde.

  En cuanto a las escenas sexuales en la historia, la verdad es que no puedo decir que fueron fuertes. Extrañas, sí, pero ¿fuertes? No. Caleb no era un simple pervertido, eso puedo asegurarlo. Además, si les preocupa, cabe decir que no son demasiadas. Tal vez se sienta un presión en ese punto, pero es porque... vamos ¡LA chica esta secuestrada! Obviamente las emociones te tienen que dejar en cierto punto con la piel chinita.

  ¿Qué si le encontré errores? Claro.
 La narración fue estupenda y todo lo que quieran, pero le faltaron pequeños detalles para hacerla más realista. Eso lo entiendo, ya que la autora en realidad no tiene el conocimiento necesario para saber qué se sentirá estar secuestrada en una situación así, pero pese a ello, definitivamente supo manejar las emociones perfectamente y eso sin duda, me ha encantado. ¡No sé ustedes pero yo espero leerme el segundo pronto!

¡Nos vamos leyendo! :)

Puntuación
5




Share this:

COMENTARIOS

0 pequeño(s) monstruo(s) han comentado:

Publicar un comentario